Depresión
4.7 (94%) 10 opiniones

Los antidepresivos, conocidos popularmente como “pastillas para la depresión”, son medicamentos psicotrópicos diseñados para tratar los síntomas de la depresión, aunque en muchas ocasiones los profesionales sanitarios los recetan para tratar otros problemas como la ansiedad, el insomnio o algunos desórdenes alimenticios. Tal vez te sorprenda saber que el consumo de este tipo de medicamentos va elevándose año tras año. Es más, según varios informes de la consultora “IMS Health”, en Europa, se ha visto un ascenso del 20% desde el 2014.

antidepresivos

Un total de 2.408.700 españoles sufrieron en 2015 depresión, una enfermedad cuya prevalencia está aumentando en el mundo y que en el caso de España representa el 5,2 % de la población, según nuevos datos publicados hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La buena noticia es que con el tratamiento para la depresión adecuado, entre el 80 y el 90% de las personas logra recuperar relativamente rápido su nivel de funcionamiento normal.

¿Qué está ocurriendo? La vida parece cada día más complicada. Las personas tenemos más responsabilidades y hemos de compaginar el complejo mundo laboral con ese ámbito personal, por lo que no siempre es fácil encontrar el equilibrio y la felicidad. Ahora bien, la pregunta es la siguiente: ¿Son los antidepresivos el mecanismo más eficaz para tratar las depresiones? Hablemos hoy sobre ello.

 ¿Qué es la depresión?

La depresión es una enfermedad que causa una sensación persistente de tristeza y pérdida de interés. También se llama depresión mayor, trastorno depresivo mayor y depresión clínica. La depresión clínica, es una enfermedad grave y común que nos afecta física y mentalmente en nuestro modo de sentir y de pensar. La depresión nos puede provocar deseos de alejarnos de nuestra familia, amigos, trabajo, y escuela. Puede además causarnos ansiedad, pérdida del sueño, del apetito, y falta de interés o placer en realizar diferentes actividades. La mayoría de nosotros se siente de esta manera de vez en cuando durante períodos cortos. Ansiedad y depresión son dos trastornos emocionales complejos, que implican también problemas en pensamientos y conductas. Aunque son distintos, presentan ciertas similitudes que pueden ocasionar confusión al intentar distinguirlos.

Síntomas de la depresión

Teniendo en cuenta que la depresión es un concepto muy habitual en nuestra sociedad actual, la gente ya suele conocer algunos de los síntomas de depresión. Existen varios, sin embargo, no se presentan los síntomas de la misma manera en todas las personas. En algunas personas pueden aparecer sólo algunos, mientras que en otras pueden presentarse muchos de ellos.

  • Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día según lo indica el propio sujeto o la observación realizada por otros. En los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable.
  • Disminución acusada del interés o de la capacidad para el placer en todas o casi todas las actividades.
  • Pérdida importante de peso sin hacer régimen o aumento de peso.
  • Insomnio o hipersomnia.
  • Agitación o enlentecimiento psicomotores.
  • Fatiga o pérdida de energía casi cada día.
  • Sentimientos de inutilidad o de culpa excesivos o inapropiados.
  • Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión.
  • Pensamientos recurrentes de muerte, ideación suicida recurrente sin un plan específico o una tentativa de suicidio o un plan específico para suicidarse.

Tipos de antidepresivos

Existen varios tipos de antidepresivos que combaten la depresión desde diferentes principios activos. Cada tipo de antidepresivo afecta los neurotransmisores de manera ligeramente diferente. Infórmate sobre los diferentes tipos de antidepresivos que existen.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)

Muchos médicos inician el tratamiento de la depresión con la prescripción de un ISRS. Son seguros y alivian la depresión en la mayoría de las personas. Sin embargo, al igual que muchos antidepresivos, pueden causar efectos secundarios sexuales como fracaso para alcanzar el orgasmo en las mujeres y la eyaculación retardada en hombres. Los ISRS incluyen: citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, Sarafem), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Paxil) y sertralina (Zoloft).

Inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina y la noradrenalina o (ISRN)

Los antidepresivos IRSN ayudan a aliviar los síntomas de la depresión, como la irritabilidad y tristeza, pero algunos también se utilizan para los trastornos de ansiedad y dolor de los nervios. Los IRSN alivian la depresión al afectar a los mensajeros químicos (neurotransmisores) utilizados para la comunicación entre las células del cerebro. Como la mayoría de los antidepresivos, los IRSN funcionan por medio de cambios realizados en última instancia en la química del cerebro y en la comunicación en los nervios cerebrales de los circuitos celulares conocidos para regular el humor y ayudar a aliviar la depresión.

La FDA aprobó estos IRSN para tratar la depresión:

  • Desvenlafaxina (Pristiq, Khedezla)
  • Duloxetina (Cymbalta), también aprobada para tratar la ansiedad y ciertos tipos de dolores crónicos
  • Levomilnacipran (Fetzima)
  • Venlafaxina (Effexor XR), también aprobada para tratar la ansiedad y los trastornos de pánico

Dado que trabajan no solo sobre la serotonina sino también con la noradrenalina estos fármacos manifiestan un efecto relativamente más rápido que otras sustancias. La serotonina y la norepinefrina son dos neurotransmisores que están implicados en el estado de ánimo, y se cree que ser conectado a la depresión. La Clínica Mayo señala que existe la hipótesis de que un déficit en cualquiera neurotransmisor puede causar depresión. Tanto la serotonina y la norepinefrina están dirigidos en los antidepresivos, que están destinados a aliviar los síntomas de depresión.

Antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos

Los antidepresivos tricíclicos (ADT) son unos de los primeros fármacos antidepresivos descubiertos. Su nombre se debe a su estructura química, que está compuesta por tres anillos. Como su nombre indica, son efectivos para tratar la depresión. Aunque se utiliza también para otras condiciones como el trastorno bipolar, el trastorno de pánico, el trastorno obsesivo- compulsivo, migrañas o dolor crónico.

Por lo general están contraindicados en menores de 18 años, y deben usarse con precaución (cálcular la relación riesgo-beneficio) en embarazo y lactancia, epilepsia y conductas suicidas. Estos incluyen: Mirtazapina, Trazodona, clomipramina (Anafranil), doxepina (Silenor, Zonalon), imipramina (Tofranil), trimipramina (Surmontil), desipramina (Norpramin), nortriptilina (Pamelor, Aventyl), protriptilina (Vivactil), amoxapina, maprotilina.

Antidepresivos tetracíclicos nunca deben ser combinadas con alcohol ya que los efectos sedantes de los fármacos se pueden ampliar. Otros efectos secundarios que también se podrían encontrar al tomar estos medicamentos incluyen dolor de cabeza, somnolencia o insomnio , aumento de peso, dolor de estómago, y sequedad de boca. La confusión y mareos también son posibles.

Inhibidores de la monoamino oxidasa (MAOI)

Los MAOI se utilizan con menor frecuencia que los otros antidepresivos. Los inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO) constituyen la categoría terapéutica a la que pertenece cierto grupo de fármacos antidepresivos y que actúan bloqueando la acción de la enzima monoamino oxidasa. Pueden tener efectos secundarios graves, incluidos debilidad, mareos, dolores de cabeza y temblores. Tomar un antidepresivo con MAOI mientras está tomando otro antidepresivo o determinados medicamentos de venta libre para los resfriados y la gripe puede provocar una reacción peligrosa. Usted no debe tomar un MAOI, a menos que entienda con claridad qué medicamentos y qué alimentos debe evitar.

Combinar los inhibidores de la MAO con alimentos o bebidas que contengan tiramina puede resultar en una presión arterial peligrosamente alta, que puede conducir a un derrame cerebral o un ataque al corazón. Debido a este peligro, los IMAO no se eligen generalmente como un tratamiento para la depresión de primera línea. Si su médico le receta un IMAO, se tendrá que vigilar cuidadosamente lo que come y los medicamentos que toma. Los productos que están restringidos incluyen quesos, chocolate, vino y cerveza.

Los antidepresivos atípicos

Los antidepresivos atípicos no son típicos, no forman parte de otras clases de antidepresivos. Son medicamentos únicos que actúan de manera diferente a los otros. Los antidepresivos atípicos cambian los niveles de uno o más neurotransmisores, como la dopamina, la serotonina o la norepinefrina. Por ejemplo, Wellbutrin bloquea la reabsorción de los neurotransmisores dopamina y norepinefrina. Por otro lado, el Trazodona, Cymbalta, Effexor y Remeron afecta tanto la norepinefrina como la serotonina (es por eso que a veces se llaman inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina, o IRSN).

Los efectos secundarios varían según el medicamento específico. Sin embargo, muchos de los antidepresivos atípicos pueden causar náuseas, fatiga, aumento de peso, somnolencia, nerviosismo, sequedad en la boca y visión borrosa. Wellbutrin es menos probable que cause efectos secundarios sexuales que otros antidepresivos

El Bupropión, medicación atípica, también conocido por el nombre de marca Wellbutrin, tiene menos probabilidades que los ISRS de causar disfunción sexual. Se prescribe a menudo ya sea solo o además de un medicamento SSRI, cuando se producen efectos secundarios sexuales.

La Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó estos antidepresivos atípicos para tratar la depresión: el Bupropión (Wellbutrin, Forfivo XL, Aplenzin), Trazodona (Oleptro), mirtazapina (Remeron, Remeron SolTab), Vortioxetina (Trintellix) y Nefazodona.

El antidepresivo más adecuado para ti depende de diversos factores, como por ejemplo tus síntomas, y cualquier otra enfermedad que puedas tener. Pregúntales al médico y al farmacéutico sobre los efectos secundarios posibles más frecuentes del antidepresivo específico y lee la guía del medicamento para el paciente que viene con la receta.

Todo lo que querías saber de consumir antidepresivos reduciendo riesgos y no te atrevías a preguntar.

¿Dónde comprar antidepresivos?

Existe la oportunidad de comprar medicamentos para la depresión en línea. Al elegir pastillas para la depresión en una farmacia online, preste atención no sólo a su nombre comercial, sino también a la dosificación del ingrediente activo. Dos productos de diferentes marcas pueden contener el mismo ingrediente, pero tendrán un precio diferente. Para comprar pastillas para la depresión online en España, el paciente debe elegir la cantidad de pastillas o cápsulas, elegir el método de pago, la forma de entrega y pagar el pedido. En ningún caso compre medicamentos para la ansiedad y depresion en una fuente no confiable, incluso si esto es mucho más barato.

Algunas farmacias ofrecen la entrega de medicamentos directamente a su puerta. Sin embargo, algunas farmacias online requieren un tipo especial de receta (electrónica) para la aceptación de la orden. Pregúnte a Su médico si tiene la oportunidad de emitir tal receta.

A continuación Usted encontrará enlaces a una farmacia online donde se puede comprar pastillas para la depresión sin receta médica. Antes de comprar medicamentos para la depresión y ansiedad sin receta en España, consulte a Su médico.

Pastillas para la depresión

Entre los diferentes tratamientos para la depresión, la primera opción suelen ser las pastillas, los antidepresivos, cuyo uso no está exento de polémicas y miedos y detractores. Por eso te contamos todo lo que debes saber sobre los antidepresivos. Hay cinco medicamentos que son los que más comúnmente se recetan a las personas que sufren de depresión debilitante. Los más recetados contra la depresión – Zoloft y Lexapro. Zoloft y Lexapro son las medicinas más poderosas de la nueva generación de medicamentos para el tratamiento de la depresión. Zoloft es un antidepresivo ISRS (inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina). Funciona aumentando los niveles de serotonina. En esta antidepresivos lista aparecen varias antidepresivos enfermedades y sus causas probables. Comparar las experiencias más recientes sobre el uso de medicamentos para depresión.

Información Importante

Usted puede tener pensamientos de suicidio cuando empiece a tomar un antidepresivo, en particular si usted es menor de 24 años de edad, su médico necesitará examinarlo con regularidad por lo menos las primeras 12 semanas de tratamiento. Su familia o quienes lo atiendan también deben mantenerse alertas a los cambios en su humor o síntomas.

Esta información no es una consulta médica individualizada y no pretende sustituir la opinión médica de su profesional sanitario. Siempre consulte a su profesional sanitario para obtener información más completa sobre este producto y sus necesidades sanitarias específicas.

Zoloft (Sertralina)

Zoloft (Sertralina) La sertralina se usa para tratar la depresión, el trastorno obsesivo-compulsivo (pensamientos perturbadores que no desaparecen y la necesidad de realizar ciertos actos una y otra vez), los ataques de pánico (ataques súbitos e inesperados de terror extremo y la preocupación por esos ataques), el trastorno de estrés postraumático (síntomas psicológicos perturbadores que aparecen después de una experiencia aterradora) y el trastorno de ansiedad social (temor excesivo a interactuar con otras personas o a presentarse ante ellas, lo que interfiere con la vida normal). La sertralina pertenece a una clase de antidepresivos llamados inhibidores selectivos de la reabsorción de la serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés). Actúa aumentando las concentraciones de serotonina, una sustancia natural del cerebro que ayuda a mantener el equilibrio mental. La serotonina se cree que juega un papel en la regulación del humor y la ansiedad.

Zoloft ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para el tratamiento del trastorno de ansiedad social desde el año 2003, y es el único medicamento aprobado para el tratamiento a largo plazo. Pastillas para la depresión Zoloft se toma generalmente una vez al día, con o sin comida. Si olvida tomar una dosis, hágalo cuando lo recuerde. Sin embargo, si está cerca de la hora de su siguiente dosis, es mejor omitir la dosis olvidada por completo. Es importante seguir tomando Zoloft, siempre y cuando su médico le indique, aun cuando empiece a sentirse mejor. Si repentinamente deja de tomar Zoloft, puede experimentar síntomas de abstinencia como náuseas, temblores, mareos, dolores musculares, debilidad, insomnio y ansiedad. Para evitar estos síntomas, su médico debe disminuir lentamente la dosis cuando se interrumpe el tratamiento con Zoloft.

Lexapro (Escitalopram)

LexaproLexapro es el antidepresivo más nuevo en la familia de los medicamentos conocidos como inhibidores selectivos de la Recaptación de Serotonina (ISRS). Lexapro nació al separar una parte de la molécula de (citalopram HBr), conocida como isómero. Como resultado, Lexapro es capaz de proporcionar una terapia efectiva y bien tolerada para los pacientes con depresión. Lexapro se toma una vez al día, puede ser con o sin comida, durante la mañana o la noche. Recuerde tener siempre una receta para evitar quedarse sin tomar su medicamento. Para obtener mejores resultados, es importante seguir los consejos del médico sobre cuándo y cómo tomar Lexapro.

Efectos secundarios de menor gravedad pueden incluir: somnolencia, mareos, problemas para dormir (insomnio), náusea leve, gases, acidez, malestar estomacal, estreñimiento, cambios en el peso, disminución del deseo sexual, impotencia, o dificultad para tener un orgasmo, o boca seca, bostezar, zumbido en los oídos. Informe a su doctor si usted consigue cualesquiera efectos secundarios después de parar Lexapro.

Abilify (Aripiprazole)

AbilifyAripiprazole es una medicina antipsicótica. Éste funciona al cambiar las acciones de los químicos en el cerebro. Aripiprazole se usa en el tratamiento de las condiciones psicóticas como la esquizofrenia y el trastorno bipolar I (maniaco depresivo). No se sabe si aripiprazole es seguro o efectivo en los niños menores de 13 años de edad con esquizofrenia, o niños menores de 10 años de edad con trastorno bipolar. Pastillas para la depresión Aripiprazole también se usa junto con otras medicinas para tratar trastornos depresivos mayores en los adultos. Sin embargo, este medicamento tiene un sinfín de efectos secundarios que van desde el típico insomnio o aumento de peso a otros bastante más insospechados, como los que tienen que ver con comportamientos compulsivos respecto al sexo, el juego, la comida y las compras. Porque este medicamento, a la par que te cura la depresión, puede llegar a convertirte en un adicto al juego o al sexo. En un ludópata y en un enfermo sexual. Todo en una sola pastilla.

El aripiprazol está asociado según los expertos, con una eficacia de largo plazo y menores recaídas, que los fármacos clásicos. El aripiprazol se ha mostrado tan efectivo como el haloperidol combatiendo los síntomas positivos de la enfermedad, pero parece ser más eficaz aliviando los síntomas negativos como el aislamiento social y causando menos efectos adversos extrapiramidales.Tome Aripiprazole por vía oral con o sin comida. Abilify comprimidos deben tragarse enteros y regado con un vaso de agua. Tomar la medicina a la misma hora todos los días tendrá el mejor efecto. También le ayudará a recordar cuándo tomarlo.

Prozac (Fluoxetina)

ProzacLa Fluoxetina, más conocida como Prozac, se utiliza principalmente para el tratamiento de los trastornos depresivos, el trastorno obsesivo-compulsivo, la bulimia nerviosa y, en determinados casos, para tratar el alcoholismo. La fluoxetina se usa a veces junto con otro medicamento llamado olanzapina para el tratamiento del trastorno bipolar maníaco depresivo. Esta combinación también se utiliza para tratar la depresión después de que al menos 2 otros medicamentos han sido usados sin éxito.

La fluoxetina es una droga que posee propiedades antidepresivas y suele prescribirse para abordar trastornos de la ansiedad, depresión moderada a severa, trastornos obsesivos-compulsivos y trastornos alimentarios en general. En los últimos años, la fluoxetina se ha empleado como el fármaco principal para tratar problemas de ansiedad, puntualmente para le caso de los trastornos obsesivos compulsivos, ya que actúa como inhibidor selectivo de la reabsorción de la serotonina, aumentando sus niveles de concentración y permitiéndole al cerebro mantener el equilibrio normal. Dosis de fluoxetina ansiedad. La dosis inicial de fluoxetina en casos de depresión y trastornos obsesivos compulsivos suele ser de 20 mg, pudiendo llegar a una máxima dosis de 60 mg, la cual se debe ir incrementando con mucho cuidado a fin de determinar la cantidad necesaria para el paciente en cada caso. Es posible que transcurran entre 4 y 5 semanas, o más, para que sienta los beneficios totales de la fluoxetina. Siga tomando la fluoxetina aunque se sienta bien. Esta información no es una consulta médica individualizada y no pretende sustituir la opinión médica de su profesional sanitario.

Anafranil (Clomipramina)

AnafranilClomipramina es un antidepresivo tricíclico. Éste afecta a los químicos en el cerebro que pueden estar desequilibrados. Clomipramina se usa en el tratamiento de los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo (OCD, por sus siglas en Inglés) como pensamientos repetitivos o la repetición de ciertos comportamientos.

La clomipramina viene envasada en forma de cápsulas para tomar por vía oral. Al comienzo del tratamiento la clomipramina por lo general se toma 3 veces al día con las comidas para que su cuerpo se ajuste al medicamento. Después de varias semanas de tratamiento, por lo general se toma una vez al día al momento de ir a dormir. Siga cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta del medicamento y pregúntele a su doctor o farmacéutico cualquier cosa que no entienda. Use el medicamento exactamente como se indica. No use más ni menos que la dosis indicada ni tampoco más seguido que lo prescrito por su doctor.

No use esta medicina si usted es alérgico a la clomipramina o a drogas similares así como amitriptilina, amoxapine, desipramina, doxepina, imipramina, nortriptilina, protriptilina o trimipramina.

Celexa (Citalopram)

CitalopramEl citalopram pertenece a una clase de antidepresivos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (SSRI). Se cree que actúa aumentando la cantidad de serotonina, una sustancia natural del cerebro, que ayuda a mantener el equilibrio mental. El citalopram ha exhibido eficacia en el tratamiento de la depresión mayor y en especial en ancianos y pacientes con depresión y ansiedad. A su vez, mostró eficacia en el tratamiento del trastorno de angustia y trastorno obsesivo compulsivo. A esta eficacia terapéutica se le suma su perfil farmacocinético favorable.

Numerosos estudios sobre depresión confirman la eficacia y seguridad del citalopram. La dosis, que oscila entre 20 mg y 40 mg diarios, debe continuarse entre 6 y 9 meses luego de la remisión de los síntomas depresivos para mantener respuesta terapéutica óptima y reducir las posibilidades de recidiva.

Paxil (Paroxetina)

paxilContinuando con el repaso de las medicinas de uso más común, hoy toca hablar de la paroxetina, un inhibidor de la recaptación de la serotonina especialmente indicado para tratar trastornos depresivos y estados de ansiedad de diversos tipos. Es eficaz en la depresión resistente a otros antidepresivos y en la depresión complicada por la ansiedad. La paroxetina también se utiliza en niños y adolescentes para el tratamiento de la depresión y el trastorno obsesivo-compulsivo.

Los comprimidos han te tomarse enteros y con agua. El médico es el encargado de indicar la dosis correspondiente así como el tiempo que durará el tratamiento, no obstante, si tras varias semanas de medicación no se nota mejoría, el médico puede decidir incrementar la dosis hasta alcanzar la dosis máxima permitida.

Los efectos secundarios comunes incluyen somnolencia, sequedad de boca, pérdida de apetito, sudores, dificultad para dormir y eyaculación retardada. También puede ser asociado con ligeros riesgos de defectos de nacimiento. El síndrome de abstinencia puede ser más común con paroxetina que con otras ISRS. Varios estudios han relacionado la paroxetina con pensamientos y tendencias suicidas en niños y adolescentes. Esta información nunca debe sustituir a la opinión de un médico.

Remeron (Mirtazapina)

MirtazapinaEs un antidepresivo con efecto ansiolítico que además genera una buena inducción y mantenimiento del patrón de sueño. Muy útil sobre todo en el adulto mayor. Pastillas para la depresión mirtazapina afecta químicos en el cerebro que pueden estar desequilibrados en las personas con depresión. Mirtazapina se usa en el tratamiento del desorden de depresión mayor.

La dosis inicial recomendada para Mirtazapina es de 15 mg/día, administrada en dosis única, preferentemente por la noche antes de dormirse. En los estudios clínicos controlados que establecen la eficacia antidepresiva de mirtazapina, el rango de dosis terapéutica fue por lo general de 15-45 mg/día. El alcohol puede aumentar la somnolencia, por lo que no deben ser consumidos al tomar Remeron. Salida de la medicina debe ir poco a poco. Tomará un poco de tiempo para detener por completo el uso de este medicamento.

Hay una cierta cantidad de efectos secundarios que pueden ocurrir durante el uso de Remeron, tales como somnolencia, falta de energía, la hinchazón causada por la acumulación de líquido en el cuerpo, vértigo, dolor de cabeza, cambios en la función hepática, pesadillas, agitación y temblor. Para obtener información adicional, por favor lea el prospecto que viene con el medicamento o consulte a su médico.

Wellbutrin (Bupropion)

wellbutrinEl bupropion es un antidepresivo inhibidor de la recaptación de dopamina y noradrenalina. El Wellbutrin controla la depresión de una manera completamente diferente: mediante el aumento de los niveles de dopamina, serotonina y la norepinefrina. Es efectivo y bien tolerado en el tratamiento de la depresión y está indicado en el tratamiento de los síntomas concomitantes de la depresión incluyendo ansiedad, agitación, insomnio. También está indicado para el tratamiento de la depresión asociada con ansiedad, desórdenes maniacodepresivos, depresión endógena, depresión reactiva, depresión severa y depresión en pacientes que no tienen una adecuada tolerancia o respuesta al tratamiento con antidepresivos tricíclicos y en el tratamiento de la adicción al tabaco. La marca de bupropion Zyban se usa para ayudar al paciente a dejar de fumar disminuyendo la ansiedados y otros síntomas de abstinencia. Bupropion puede plantearse como una alternativa más para el tratamiento de la depresión mayor, útil en pacientes en los que su función sexual sea un aspecto relevante. La dosis inicial recomendada es de 150 mg una vez al día.

Usted no debe tomar bupropion si tiene convulsiones, un trastorno alimentario, o si ha dejado de usar repentinamente el alcohol, medicamento para convulsiones, o los sedantes. Si toma Wellbutrin para la depresión, no tome Zyban también para ayudarlo a dejar de fumar.

Si finalmente tu médico decide que debes tomar antidepresivos para poder mejorar, tienes que saber que su acción no es inmediata. Se puede tardar días, semanas e incluso un mes en ver sus efectos y en notar la mejoría del fármaco.

En muchos casos la persona tiene que probar varios tipos de antidepresivos y modificar varias veces la dosis hasta encontrar aquel que mejor alivia sus síntomas y menos efectos secundarios le produce.

¿Es seguro comprar antidepresivos por internet?

Aunque varios medios de comunicación, advierten que no es seguro comprar pastillas para depresion por internet, parece que es totalmente seguro. Las farmacias fiables existen hace muchos años y tienen cientos de miles de clientes fieles. Además en caso de algún problema es posible dirigirse al apoyo en línea del que dispone casi cada farmacia virtual.

Antidepresivos y alcohol

Los antidepresivos són los medicamentos, que se recetan contra la depresión y la cura de la ansiedad. A menudo, se recomienda evitar el alcohol mientras usted esté tomando los antidepresivos. La razón es que, el alcohol y los antidepresivos actúan sobre los mismos productos químicos en el cerebro. Naturalmente, el alcohol puede contrarrestar los efectos de los antidepresivos. Por otra parte, tras consumir alcohol es fácil notar algo de sedación. Este efecto de sueño no suele prolongarse por un período superior a las tres o cuatro horas. El consumo crónico de alcohol puede reducir la eficacia de los antidepresivos.

Si mezclas antidepresivos y alcohol:

  • Puedes sentirte más deprimido o ansioso.
  • Los efectos secundarios pueden empeorar si también tomas otro medicamento.
  • Puedes correr riesgo de una reacción peligrosa si tomas inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO).
  • Puede haber alteraciones en tu estado de alerta y tus pensamientos.
  • Puedes sentirte sedado o somnoliento.

Si tu riesgo de adicción al alcohol es bajo, puedes tomar una bebida alcohólica de forma ocasional, según tu situación particular. Cuéntale a tu médico si tienes cualquier otra afección y si tomas algún otro medicamento, como suplementos a base de hierbas o de otro tipo.

Remedios naturales para la depresión

Antidepresivos naturales son alimentos que aportan vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos esenciales para mejorar el sistema nervioso. Para evitar la depresión o controlarla, existen diversos remedios caseros para la depresión que nos podrían ayudar, seguido te citamos algunos. Algunos otros remedios naturales y milenarios, como los que enlistamos a continuación, también podrán ayudarte si crees tener indicios de depresión, aunque siempre será recomendable ver a un especialista si consideras que se ha salido de tus manos:

Vitamina D

La vitamina D es un nutriente soluble en grasa que contribuye a la salud osea, la función inmune y el bienestar muscular. La mayoría de los adultos necesita aproximadamente 600 unidades internaciones, o UI, de vitamina D diaria, según el Departamento de Suplementos Dietéticos. En algunos casos, la deficiencia de vitamina D está relacionada con ansiedad y/o depresión, enfermedades en las que el temor intenso, tristeza y síntomas relacionados restan valor significativamente a tu vida.

Para asegurar que tus necesidades de vitamina D estén cubiertas, incorpora alimentos ricos en ella, como atún, salmón, caballa, y productos lácteos fortificados, y jugo de naranja, en tus comidas y bocadillos regularmente. Pasar tiempo modesto en el sol puede también ayudar, dado que los rayos UV ayudan a que tu cuerpo sintetice la vitamina D. Esto es particularmente importante si luchas con desorden depresivo estacional, un tipo de depresión que alcanza su pico durante meses oscuros y fríos.

Hierba de San Juan

Esta planta trepadora se emplea en el tratamiento de afecciones nerviosas como la melancolía y la tristeza. Eleva el ánimo y combate la depresión leve a moderada. Si deseas saber cómo utilizar la hierba de San Juan para tratar la depresión no dejes de leer este interesante informe que te explicará de qué manera utilizar esta planta medicinal para mejorar tu salud. La hierba de San Juan se suele tomar en forma de infusiones, cápsulas, gotas o como zumo. Si te decides por las tabletas, la dosis máxima que deberás tomar es de 300 miligramos diarios, procura no excederte de estos valores pues puede resultar que sus efectos no sean los deseados. No deje de tomar de repente la hierba de San Juan. Eso podría producir efectos secundarios desagradables. Si decide dejar de tomar hierba de San Juan, debe disminuir la dosis gradualmente.

Ginkgo biloba

Ginkgo biloba podría aliviar la depresión. Esta es una hierba que se ha utilizado para tratar varias dolencias y padecimientos desde hace cientos de años, inclusive en el alivio de la depresión leve, sobre todo en las personas de edad avanzada. También aumenta la producción de serotonina, una hormona que brinda placer, aliviando los síntomas de tristeza en un gran número de personas.  Ginkgo biloba puede ser consumido como una bebida o tomado en cápsulas o tabletas. La página web de la Universidad de Maryland Medical Center sugiere tomar de 40 a 80 mg tres veces al día para aliviar los síntomas de la depresión. Sin embargo, esto sólo debe utilizarse como una guía. Pregúntele a su médico cuánto ginkgo biloba usted debe usar y con qué frecuencia.

Chocolate

Chocolate contra la depresión: ¿mito o realidad? La mayoría de las personas recurrimos al chocolate en sus formas más variadas cuando nos sentimos decaídas, tristes, solas y hasta aburridas. Pero el asunto del chocolate y la depresión no es tan trivial como nos quieren hacer ver. La imagen del chocolate como estimulante del ánimo, como inyección de satisfacción o incluso esa otra como sustituto del sexo no es una leyenda urbana como nos quieren hacer ver. Y es que el chocolate es uno de los mejores antidepresivos naturales.

La ingesta de chocolate está relacionada con un aumento de los niveles de serotonina, esa sustancia que en los casos de depresión brilla por su ausencia y que, gracias al chocolate vuelve a aparecer en nuestro cerebro proporcionándonos casi de inmediato una sensación de bienestar y satisfacción. Además, el chocolate contiene unos alcaloides que actúan del mismo modo que la cafeína, aunque a menor escala, por lo que también podemos notarnos con más energía.

Ácidos grasos Omega 3

Hay mucha evidencia en investigaciones que los ácidos grasos omega-3, especialmente EPA, pueden aliviar la depresión en muchas personas. Los suplementos de aceite de pescado son bien tolerados, prácticamente no tienen efectos secundarios, y son baratos. La investigación ha demostrado que los ácidos grasos Omega 3 pueden servir como un tratamiento alternativo prometedor. Se realizaron estudios después que la investigación demostró que las dietas mediterráneas se relacionaron con tasas más bajas de depresión, sobre todo por su consumo constante de ácidos grasos Omega 3 proveniente de pescado, frutos secos, aceite de oliva y productos frescos.

Medicamentos antidepresivos: conclusiones

Los hábitos de vida saludables pueden ayudar a prevenir la depresión o disminuir las posibilidades de que se presente de nuevo. Dichos hábitos abarcan alimentarse de manera adecuada, hacer ejercicio regularmente, aprender a relajarse y no consumir alcohol ni drogas. En sentido general, los medicamentos para la depresión no son mejores ni peores que el resto de las medicinas. En algunas personas provocan efectos adversos y en otras no, los más comunes son: náuseas, vómitos, aumento de peso, sueño y problemas de índole sexual. Si tienes depresión, recuerda que el tratamiento depende de una combinación de factores: la severidad, la duración, los antecedentes familiares, la respuesta a terapias previas, etc.

Además, si está recibiendo medicamentos para la depresión y psicoterapia, es importante que su médico y su terapeuta coordinen el tratamiento.